Acabas de llegar a New Falls, Olvídate del estrés y el tedio de la ciudad, aquí solo encontraras, un bello paisaje, curiosos personajes, dramas familiares y ... no, tampoco creo que encuentres paz si es que es lo que haz venido a buscar.

El foro inspirado en el clásico y encantador "Star Hollow" de la exitosa serie de TV Gilmore Girls, y su llamativo staff te da la bienvenida a formar parte de nuestra comunidad interpretativa donde el único protagonista de la historia eres tú!

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Sáb Dic 08, 2012 1:19 pm por Invitado

» If the rain comes... (Louise)
Dom Nov 18, 2012 1:09 pm por Alexander Bulbrook

» Supernatural RPG [normal]
Lun Nov 05, 2012 12:28 pm por Invitado

» A Song To Remember (Louise)
Dom Nov 04, 2012 10:52 am por Louise A. Gauthier

» Chernobyl-Reborn (Élite)
Miér Oct 31, 2012 5:48 pm por Invitado

» Afiliacion Magical World (ELITE)
Dom Oct 28, 2012 3:53 pm por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Sáb Oct 20, 2012 10:09 pm por Invitado

» clash of the blood (elite)
Jue Oct 11, 2012 3:10 pm por Invitado

» The Fate Tales [Sociedad industrial y estética árabe // Élite]
Miér Oct 10, 2012 5:33 am por Autumn ~

» ¡Nuevo! New Divide - Normal - ¡Recién abierto!.
Dom Oct 07, 2012 4:27 am por Autumn ~

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Jul 16, 2017 6:53 pm.

New Falls

Pasa el ratón por encima para desplazar la información.
Administración

Louise
MP - PERFIL
Joanie
MP - PERFIL
Aiden
MP - PERFIL
Alain
MP - PERFIL


Awards

Mejor Chica
Mejor chico
Mejor Pareja
Mejor Tema
Mejor Rol
Mejor User
Mejor Admin

Volker W. Wycliff
Mejor personaje Femenino

Foros Hermanos
Afiliados Normales


¿Tienes algún plan para... >> Max P. Hemingway

Ir abajo

¿Tienes algún plan para... >> Max P. Hemingway

Mensaje por Beatrice E. Gschmeusser el Miér Ago 01, 2012 12:00 pm

Beatrice camina por las calles de New Falls, un poco más temprano de lo acostumbrado, lo comprueba cuando alza su reloj de muñeca para mirar la hora. Ha quedado libre, antes de lo esperado en la clínica veterinaria en la cual se desempeña como asistente. No quiere volver a casa de inmediato, pues algo le dice, más bien sabe con certeza que no encontrara a nadie allí. Toma su teléfono móvil para llamar a Max, y cuando está a punto de marcar, recuerda que hoy la banda tiene ensayo, lo que le hace decidir ir hasta el bar. Luego ya podrían regresar ambos a casa, claro, si él no tiene otra cosa que hacer.

Los sonidos de los instrumentos le llegan de inmediato una vez posa sus pies dentro del lugar, no le es difícil entrar, pues no es la primera vez que asiste al lugar y sabe hasta dónde debe de dirigirse. Normalmente acude a ver al grupo cada vez que puede, y el estudio claramente se lo permite. Camina hasta la barra donde saluda al barman con una sonrisa y le pide un jugo de naranja para servirse mientras espera. -¿Quieres que le avise a Max que estas aquí?- Pregunta el muchacho, pero la rubia niega de inmediato con la cabeza. -No, puedo esperar aquí mientras, no quiero interrumpir- Agradece el gesto y se levanta hasta caminar a una de las mesas, en la cual Max pueda verla, mientras observa el ensayo.

Se queda mirando fijamente los movimientos de cabeza que el castaño realiza cada vez que alza los brazos moviendo de aquella manera las baquetas sobre los platillos y tambores, y quien sabe que otra parte más de la batería. No puede evitar recordar la vez en que se ofreció a enseñarle a tocar la batería, cosa que fue bastante divertida, lo que hace esboce una sonrisa sobre sus labios mientras continúa bebiendo jugo. Si, hubo risas y mucha diversión. Pero claramente no aprendió a tocarla.

De pronto su atención capta un crucigrama en el diseño del papel usado como individual en la mesa que se ha sentado. Introduce una de sus manos en su bolso para buscar un lápiz, y su mirada viaja de una a otra palabra mientras comienza a completarlo, centrando su atención y concentración en aquella tarea que se ha autoimpuesto mientras la música llena el lugar y ella sigue a la espera de Max. Apoya la punta del lápiz en su labio inferior, intentando descubrír aquella palabra de cinco letras que coincida con lo que ya ha escrito.


ESTO DE VIVIR DE SEIS...
Beatrice E. Gschmeusser


♥️:


avatar
Beatrice E. Gschmeusser

Mensajes : 48
Dólares : 3562
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tienes algún plan para... >> Max P. Hemingway

Mensaje por Max P. Hemingway el Miér Ago 01, 2012 2:14 pm

Tres horas seguidas de ensayo, para alguien que ama la música tanto como yo lo hago, se pasan más rápido de lo que cualquiera podría llegar a pensar. Con las baquetas firmemente cogidas me dispongo a tocar la siguiente canción que sigue el la lista y sonrío para mi mismo al recordar que es una de mis favoritas. Las golpeo entre ellas cuatro veces antes que comencemos a tocar todos a la vez y que nuevamente mi línea de pensamientos se apague debido al nivel de concentración que adquiero durante los momentos como estos. Un nivel que solo logra la música pues en otras situaciones, no soy capaz de estarme quieto por más de cinco minutos seguidos.

He llegado directo desde la Universidad. Mi mochila está tirada en el asiento trasero del auto, olvidada por completo una vez he aparcado en el bar, al igual que mi móvil y otras cosas que no hacen más que estorbar una vez me he sentado frente a la batería porque no es como si alguien fuese a necesitarme aquella tarde; sé de primera mano que cada uno de los demás habitantes de la casa que no pertenecen a la banda se encuentra en el trabajo o estudiando.

La canción nuevamente ha terminado y le calor que embarga aquella zona del bar se hace casi insoportable así que no dudo en imitar a mi hermano, quien se ha despojado de su camiseta hace unos cuantos temas atrás.

Un minuto… advierto a la vez que afirmo las baquetas entre mis piernas y me saco la camiseta de un solo movimiento, lanzándola después hacia una silla a unos cuantos metros de mí pero con una puntería del asco: va a dar al piso unos cuantos centímetros más allá luego de haberlo hecho con más fuerza de la debida.

Acto seguido, tomo la gigantesca botella de agua que traje conmigo un par de horas atrás y la abro, bebiendo de ella casi un litro de un solo tirón; luego mojo mis manos para pasarlas por mi cabello y cuello para así refrescarme un poco y las seco con la toalla que siempre me acompaña en el piso, mi fiel amiga para capear el bendito calor.

Dejo la toalla caer en su sitio correspondiente y me aclaro la garganta. Ya estamos. Uno… dos… tomando las baquetas las golpeo rítmicamente cuatro veces entre ellas y me lanzo con la siguiente canción. Otra de mis favoritas. ¿Habrá alguna que no me guste? Ciertamente no he encontrado la que no haga vibrar cada célula de mi cuerpo.

Conforme pasan los segundos toco más fuerte, dejándome llevar por completo por el ritmo de la música. Cierro mis ojos para disfrutar el momento y unos segundos después los abro, posicionando mi vista justo sobre mi rubia debilidad.

El primer pensamiento que se me viene a la mente es que ha pasado algo, por muy ensimismado y concentrado que esté en el ensayo sé a ciencia cierta que aún no es hora de que haya abandonado sus labores. Usualmente en días cómo éste soy yo quien pasa por ella o le espera ya en casa. Aquel pensamiento lo desecho de inmediato cuando mi mente me recuerda de que, de haber sucedido algo, habría hecho detener el ensayo y no estaría tan concentrada jugando a no sé qué cosa con un lápiz en una de las mesas contiguas como si nada pasara a su alrededor.

Niego con la cabeza mientras sonrío y me dispongo a tocar las últimas dos canciones que nos quedan.




So I'm sorry if I ever resisted, I never had a doubt that you ever existed I only have a problem when people insist on taking their hate; placing it onto my name. Some say: "You're troubled boy" just because I like to destroy all the things that bring the idiots joy.Well---------------------------------------------------------------------
What's wrong with a little destruction?



Club New Falls

avatar
Max P. Hemingway

Mensajes : 49
Dólares : 4091
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Edad : 25

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tienes algún plan para... >> Max P. Hemingway

Mensaje por Beatrice E. Gschmeusser el Miér Ago 01, 2012 2:50 pm

Continuo inmersa en la tarea de completar cada uno de los cuadros vacíos en la hoja de papel donde se forma el crucigrama, sin levantar la vista por al menos unos diez minutos. Total y completamente concentrada, pues sé que en cualquier momento, en que Max se desocupe y me vea, se acercara hacia donde me encuentro.

-Cortesía de la casa- Oigo exclaman a mi lado, palabras que me hacen levantar la vista hacia la mesa, donde han posado un pocillo con queso y aceitunas. Levanto mi rostro para encontrarme nuevamente con el barman. -No era…- Intento decir, pero soy interrumpida nuevamente por sus palabras. -No es nada…- Mira hacia atrás, donde se encuentran ensayando y se encoge de hombros, para luego guiñarme un ojo. -Además, me matarían si no te atiendo como debo- Señala para marcharse nuevamente.

No he podido siquiera darle las gracias por su amabilidad, por lo que hago una nota mental de hacerlo cuando nos retiremos del bar, pero para eso al parecer, queda bastante tiempo. Dejo un momento el bolígrafo sobre la mesa para tomar una de las aceitunas mirando hacia el escenario justo en el momento en que Max se ha volteado a observarme. Sonrío de inmediato a manera de saludo, sin ningún gesto más de mi parte. Cualquier cosa que quiera decirle, lo hare ya cuando el termine.

Sin ninguna intención de interrumpirlo, y antes de que Jared diga algo, debido a que suele culparme de la desconcentración –inexistente- de Max, cada vez que concurro a uno de sus ensayos. Mi vista nuevamente se centra en el papel, para mi sorpresa solo me queda una palabra que realizar y la completo de inmediato. ¿Cómo no me había dado cuenta que aquella era la palabra? Suspiro, sonriendo levemente mientras muevo mi cabeza de un lado a otro y examino los demás crucigramas en la mesa. Todos son idénticos.

Tomo otra aceituna, introduciéndola en mi boca para acomodarme entonces en la silla en la que me encuentro sentada y esta vez dejo de lado cualquier actividad que desvíe mi atención de la persona por la cual he venido al bar.

Mis ojos van directos hacia Max, ni siquiera vacilan cuando Jared o Deian se cruzan en mi vista, siguen concentrados y fijos sobre el batero. Quien otra vez ha iniciado la cuenta con sus baquetas, una, dos, tres, cuatro golpes son los que da entre ellas para comenzar una nueva canción. No tengo idea de cuantas son las que le faltan para acabar el ensayo, pero estoy segura que no me importaría mirar por todo el tiempo que quede, incluso más. De eso aún no llega el momento que me canse, ni creo que pueda llegar.

Es entonces cuando busco mi teléfono móvil entre las cosas dentro de mi bolso, para una vez haberlo encontrado, levantarlo, apuntándolo hacia el grupo y grabar con él a los mismos. Claro que centrándome en uno de ellos en especial.


ESTO DE VIVIR DE SEIS...
Beatrice E. Gschmeusser


♥️:


avatar
Beatrice E. Gschmeusser

Mensajes : 48
Dólares : 3562
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tienes algún plan para... >> Max P. Hemingway

Mensaje por Max P. Hemingway el Miér Ago 01, 2012 4:14 pm

El ritmo hace que mi corazón, literalmente, parezca latir al compás de la música y eso no hace más que incentivarme a tocar una y otra y otra vez sin detenerme un segundo hasta caer exhausto, con la respiración agitada y rogando por una cama o una manta para dormir ahí mismo en el piso. Lamentablemente no puedo pasarme la vida sentado frente a la batería, con las baquetas en la mano y creando cientos de canciones con Jared como lo hacíamos cuando éramos pequeños y como lo hacemos de vez en cuando, en esos días que no debemos estudiar o cumplir con nuestras labores en la casa que compartimos.

Lo que si, es evidente que somos afortunados al poder trabajar haciendo lo que nos gusta. Moriría con solo pensar en dedicar mi vida a ganar dinero como mesero o atendiendo una tienducha que no se asemeja nada a lo que tengo planeado para mi vida y que ni de cerca podría hacerme sentir todo lo que me embarga cada vez que golpeo un platillo rítmicamente. No es por desmerecer los otros trabajos, simplemente yo no estoy hecho para ellos.

Una canción más llega a su final y de inmediato, sin detenernos a descansar un par de minutos, comenzamos a interpretar la otra. Es como los días, termina uno y comienza el otro, sin esperar a que las personas se adapten a ellos. Sonrío para mi mismo ante mis pensamientos y sacudo la cabeza de un lado a otro mientras continuo tocando sin cesar, respirando hondo por la nariz y exhalando por la boca para cansarme lo menos posible, pero por sobre todas las cosas, para no perder el hilo y terminar arruinando la canción. Ahora que Trice está aquí no tengo intenciones de perder un segundo en boberías. Le he echado de menos y soy de aquellos que les gusta aprovechar al máximo aquellos momentos libres que se presentan de forma inesperada.

Tan solo unos cuantos segundos después, o al menos eso me pareció a mi, la guitarra y el bajo se quedan en silencio, las voces se apagan y yo doy un par de toques más a los platillos para concluir finalmente el ensayo. Uno que ha durado más que lo normal pero que también, como pocas veces sucede, ha salido infinitamente más perfecto que lo usual, tanto, que nadie puede quitarnos la sonrisa de la cara.

¡Buen trabajo, compañeros!.- alzo mis brazos y me desperezo. Los músculos me duelen, al igual que los de las piernas pero no es de ese tipo de dolor que molesta, si no más bien uno por completo placentero que solo se asemeja a la sensación de haber corrido varios kilómetros a toda velocidad. Es de esos dolores que te hacen sentir más vivo que nunca en vez de provocarte ganas de morir.

Si seguimos así, pronto estaremos entre los grandes.Dejando las baquetas en el sitio habitual, cojo la toalla aún sin levantarme de mi banquillo; la paso por mi rostro y cuello, luego por mis brazos antes de dejarla tendida sobre el tambor. Respiro hondo un par de veces, llenando mis pulmones de aire antes de dejarlo escapar por mi boca y de una vez levantarme para ir al encuentro de Beatrice.

Mientras Jared conversa con los demás sobre algo que no alcanzo a oír desde mi posición, yo cojo mi camiseta y con una pequeña sonrisa curvando mis labios me acerco a la rubia que aún se encuentra sentada donde le he visto con anterioridad.

No me toma más que unos cuantos pasos llegar hasta ella y, alzando mi mano izquierda tomarle cuidadosamente del cuello, acariciando despacio la zona con mis dedos, mientras me inclino para depositar un par de besos en el lado contrario, justo bajo su oreja.

Ésta si que es sorpresa. río mientras me siento a su lado y dejo mi camiseta sobre mi regazo para robarle el vaso de jugo y darle un pequeño trago. ¿Llegaste hace mucho?. era una pregunta que iba más allá de lo que cualquiera podía llegar a interpretar pues exigía saber a qué hora había salido, por qué fue más temprano y qué le había hecho ir hasta el bar en vez de hacer cualquier otra cosa.




So I'm sorry if I ever resisted, I never had a doubt that you ever existed I only have a problem when people insist on taking their hate; placing it onto my name. Some say: "You're troubled boy" just because I like to destroy all the things that bring the idiots joy.Well---------------------------------------------------------------------
What's wrong with a little destruction?



Club New Falls

avatar
Max P. Hemingway

Mensajes : 49
Dólares : 4091
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Edad : 25

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tienes algún plan para... >> Max P. Hemingway

Mensaje por Beatrice E. Gschmeusser el Miér Ago 01, 2012 7:40 pm

Continuo con el celular alzado sobre mi rostro, observando cada uno de los movimientos que Max realiza sobre la batería, tal cual como si fuera una fans. Y lo soy, claro que lo soy. Una sonrisa se abre paso en mis labios ante mis pensamientos y detengo la grabación, para de esa manera observarlo sin ninguna barrera entre nosotros. Cojo una nueva aceituna para llevármela a la boca, sosteniendo mis pies entre las patas de la silla en la que me encuentro.

Mis ojos siguen la ruta de sus movimientos, lo conozco desde hace bastante tiempo como para saber que la música es lo que realmente le apasiona. Cosa que distingo una y otra vez cada ocasión en que le veo tocando la batería, como ahora. Mi sonrisa solo se acrecienta, e inconscientemente mi pie sigue el ritmo del que Max marca con el propio. Espero, aun paciente a que la nueva canción que ha comenzado a sonar en el bar acabe de una vez, aunque ni siquiera tengo certeza de que sea la última, mas sabiendo que claramente me acerca al finalmente. Sin embargo, esperar me da la oportunidad de presenciar este momento, claramente asistir a todos los ensayos no es algo que haga a menudo, pero me gusta más verlos en acción de esta manera, mucho más que cuando el local se repleta de gente.

Mi mirar nuevamente se ha entretenido con algo más, por lo que alzo mi rostro una vez he notado solo queda la batería sonando en el lugar. Saludo al resto de la banda con un gesto de cabeza, acompañado con una sonrisa complacida ahora que han acabado. Esta se acrecienta al observar las acciones de Max, después de estar tanto tiempo sentado en aquel banquillo ha de estar bastante adolorido, pero sé que de aquello no se quejara. No cuando ha pasado durante todas estas horas haciendo algo que realmente le gusta.

Cierro los ojos por un par de segundos ante su saludo, el que aun después de tanto tiempo, logra que me estremezca ante su solo tacto. -Ustedes ya son grandes- Expreso, refiriéndome a sus ánimos para con la banda, mientras posiciono una de mis manos a uno de sus costados solo por el tiempo en que él se acerca a mí, antes de sentarse a mi lado. Poso mis manos sobre la mesa, para tomar el teléfono móvil entre ellas, y jugar de manera inconsciente mientras observa a mi acompañante.

No digo nada cuando toma de mi jugo, es más, por mi puede beber el resto si así lo desea, por mi parte me encuentro más que satisfecha, por lo que empujo el vaso hacia el para que se beba el resto sin pronunciar palabra alguna ante ello, solo ofreciéndoselo de esa manera. Niego con la cabeza. -Unos cuantos minutos…- Dirijo mis iris hacia el celular para comprobar la hora y darme cuenta que ha pasado ya más de treinta minutos, increíble, pues ni siquiera lo he notado. -Creo que el tiempo pasa mucho más rápido cuando te observo tocar- Menciono encogiéndome de hombros.

Alzo una de mis manos para llevarla hasta mi rostro, soltando el cabello de detrás de mí oreja de aquella manera. -No había trabajo por la tarde en la clínica, solo papeleo y me dieron el resto libre- Agrego sabiendo lo que esconde aquella pregunta. -No quise ir a casa sola, te iba a llamar…- Sonrío y me inclino hacia el para besarle en los labios con suavidad. -Pero ya ves, preferí darte la sorpresa-

Vuelvo a besarle en un par de ocasiones más, profundizando el último de los besos y separándome para ofrecerle de lo que comía, empujando ahora hacia él, el pocillo con aceitunas y queso. -¿Gustas?- Tomo el bolígrafo que aun continua sobre la mesa para echarlo dentro del bolso y alzo nuevamente la mirada hacia él. -¿Ya te has desocupado?- Pregunto de pronto, para dirigir mi mirar hacia el lugar donde aún se encuentra Jared junto a los demás, no quisiera llevármelo si es que tiene algo más que hacer. De todas formas, puedo aun volver yo a casa.


ESTO DE VIVIR DE SEIS...
Beatrice E. Gschmeusser


♥️:


avatar
Beatrice E. Gschmeusser

Mensajes : 48
Dólares : 3562
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tienes algún plan para... >> Max P. Hemingway

Mensaje por Max P. Hemingway el Sáb Ago 04, 2012 4:58 pm

Su mano sobre mi costado se siente bastante tibia aún así mi piel continua demasiado acalorada debido a mi reciente actividad. Cierro los ojos ante el contacto, respirando hondo un par de veces antes de acomodarme bien en la silla y volver a abrirlos con lentitud, fijándolos primero en mi hermano y los demás que continúan de un lado a otro guardando sus instrumentos y charlando, quizás, de lo bueno que ha estado el ensayo hoy, antes de fijar mis ojos y toda mi atención en mi acompañante.

Te estás convirtiendo en toda una Groupie. río ante su comentario y no es necesario que afirme que creo por completo cada una de sus palabras, al menos no en voz alta pues asumo que puede verlo en mis ojos, sé que me delato a mi mismo en cuanto a ella o a la banda se trata.

La idea de que ya seamos grandes queda cada vez más grabada en mi mente. Siempre me han dicho que si uno lo quiere de verdad, puede conseguir hasta las cosas más imposibles. Creo fielmente en esas palabras aunque sé de primera mano que mientras nos mantengamos en New Falls no seremos tan famosos como presupuestamos, pero al menos somos felices, incluso después de todo lo que hemos debido pasar cada uno a lo largo de nuestras vidas al fin hemos llegado a una especie de balance, a la cima de una de las primeras, de las tantas montañas, que debemos escalar.

Aclaro mi garganta una vez he bebido de su vaso. El sabor del jugo hace que me estremezca por un instante y vuelva a cerrar los ojos de golpe, abriéndolos de inmediato debido a la rotunda diferencia que tiene con el agua que he bebido toda la tarde, y el exceso de azúcar que éste último posee. Azúcar que he echado en falta y que me viene como anillo al dedo para recomponerme luego de pasar horas y horas frente a la batería gastando toda la energía que en situaciones normales, se podría decir que me sobra en exceso.

Seguramente quedaste impactada de lo guapo que me veo sentado en el banquillo y perdiste la noción del tiempo. digo conteniendo la risa, intentando sonar lo más casual posible a la vez que observo cómo ella acerca nuevamente el vaso hacia a mi, acción que de inmediato provoca que automáticamente mi mano se alce y lo acerque otra vez a mis labios con el fin de beber todo su contenido de un solo trago.

Chasqueo la lengua cuando oigo su explicación, comprobando una vez más que me conoce tan bien que no es necesario hacerle cierta clase de preguntas, afortunadamente basta con una para siempre terminar obteniendo toda la información que quiera. ¿Ahora vas a admitir que me has extrañado y no podías esperar a que llegara a casa para verme? alzo las cejas de forma divertida antes de inclinarme para corresponder el primero de sus besos.

Sabe delicioso, o quizás soy solo yo que no he comido por horas y estoy cayendo ante los encantos de las aceitunas además del el sabor de los besos de Trice. Vamos, admítelo… murmuro mientras alzo mi mano izquierda y la poso en su cuello para acercar su boca más a la mía mientras correspondo su beso otra vez, prolongándolo por unos cuantos segundos más antes de que ella decida separarse finalmente.

Veo que por estos lados te atienden mejor a ti que a mi… me quejo a modo de broma, rodando los ojos de forma graciosa. Acto seguido cojo un par de trozos de queso y me los llevo a la boca, devorándolos de inmediato como si no hubiese comido en días. Es lo que provoca la música en mi, hace que me pierda por completo que hasta me salto la hora de comer y luego no me doy cuenta del hambre que tengo hasta que vuelvo a probar bocado. Esto está buenísimo. ahora es el turno de probar las aceitunas, por lo que llevo una a mis labios distraídamente mientras cierro los ojos para disfrutar de su sabor.

Asiento, mientras continúo comiendo. Si. Al menos eso creo. vuelvo a hablar una vez he tragado todo lo que tengo en mi boca. Lamento mentalmente que las aceitunas hayan venido sin cuesco, de lo contrario ya le había lanzado un misil a Jared o a Dreian directo a la cabeza para llamar su atención y así confirmar si ya estábamos listos por hoy. ¿Tienes alguna cosa planeada? cuestiono, pero no le dejo contestar pues se me ha venido de inmediato una idea a la mente. ¡No me digas que has venido a invitarme a una cita! me echo a reír, algo sorprendido por mis propias palabras, principalmente porque no recuerdo que hubiésemos tenido citas en todo este tiempo, al menos no como suelen darse normalmente ya que al vivir juntos esas cosas parecen no tener demasiada importancia. No hasta ahora.



So I'm sorry if I ever resisted, I never had a doubt that you ever existed I only have a problem when people insist on taking their hate; placing it onto my name. Some say: "You're troubled boy" just because I like to destroy all the things that bring the idiots joy.Well---------------------------------------------------------------------
What's wrong with a little destruction?



Club New Falls

avatar
Max P. Hemingway

Mensajes : 49
Dólares : 4091
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Edad : 25

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tienes algún plan para... >> Max P. Hemingway

Mensaje por Beatrice E. Gschmeusser el Dom Ago 05, 2012 2:40 pm

Observo cada una de sus acciones una vez se ha acercado hasta mí, eso nunca cambia cuando estoy en su presencia, pues he de decir que soy una persona más observadora de lo que cualquiera pensaría. No soy una groupie Deslizo mi rostro con suavidad hacia cada uno de los lados, para luego fijar nuevamente mis ojos en los suyos. Prefiero que… me llames tu fans número uno Apoyo mi mano libre sobre su muslo para acercarme de aquella manera más a él y robarle un beso fugaz.

Una risilla se escapa de mis labios luego de volver hacia mi asiento. Elevo una de mis manos, para apoyar el codo sobre la mesa, y luego sobre esa misma mano apoyar mi mentón y ahora observarle con más atención, si es que acaso eso pudiera ser posible. Mi sonrisa se acrecienta, mientras mis ojos vagan por su rostro y asiento con un gesto simple de cabeza nuevamente ante él. Oh… eso es algo que no puedo evitar Sé que está aguantando las ganas de reír, es una de las cosas que más me gustan de él, ese sentido del humor que hoy en día encuentras en pocas personas. Me sucede cada vez que te veo Mis palabras, aunque llevan un deje de broma, no es más que la verdad. No puedo evitar, ni tampoco quiero, lo que me hace sentir.

Frunzo los labios, haciendo una especie de puchero y entonces me incorporo, quitando ambas manos de la mesa y haciendo un gesto con una de ellas. ¿Por qué siempre me descubres? Cruzo los brazos sobre mi abdomen, mientras cruzo una pierna sobre la otra, evidentemente estoy de broma. Ni siquiera me molesta que en muchas ocasiones, sepa realmente lo que quiero y descubra mis intenciones rápidamente. La verdad, es que eso, es algo más que me encanta de él. No tener esa necesidad de tener que decirle siempre todo, porque siempre lo sabe. Esa complicidad que entre nosotros se genera.

Muerdo mis mejillas para no reír, aguantando, mientras él me acerca más hacia sí. No puedo evitar bajar del banquillo en el que he estado sentado durante mi espera. Doy un paso hacia él, casi mínimo para posicionarme a su lado, lo que me hace ver, si es que eso puede ser posible, más pequeña aun. Mi rostro se mueve de arriba abajo, confirmando sus palabras, porque por muy bromas que sean, lo he extrañado y mucho. Sabes que siempre lo hago… Murmuro bajo, mientras me dedico a aspirar su aroma. Si, definitivamente soy su fans número uno.

Una sonrisa nuevamente se aloja en mis labios. Me han dicho que o lo hacían… o cortabas cabezas Ruedo los ojos, sabiendo que en si no sería de tal forma, quizás solo se molestaría en que no me atendieran bien, pero no llegaría a tanto como a matar. No es algo que me preocupe tanto, y es más, cada vez que vengo a verlo, es el quien tiene que llamar la atención, no yo. Pues él es la estrella. Paso uno de mis brazos por su cuello mientras estiro el otro para tomar otra aceituna. Mmm Observo en la dirección en que él lo ha hecho.

Me has pillado Sonrío radiante cuando sus ojos nuevamente han ido a posar sobre mí. Ruedo los ojos aun sosteniéndome a su lado. Muerdo mi labio inferior de forma pausada mientras le miro. ¿Quieres tener una cita conmigo? Intento no reír, y no porque me cause gracia el hecho de pedirle algo como esto, sino porque en realidad, me da un poco de nervios. Pero no puedo evitarlo, justo en el momento en que él se echa a reír yo lo acompaño con mi propia risa.

Mis manos se sostienen una de su cuello y la otra ha vuelto nuevamente a su costado, y cuando paro de reír, acerco nuestros rostros, con suavidad y cierro los ojos mientras mis labios rozan los masculinos. Podríamos ir donde quieras Menciono, deslizando con suavidad mis labios por los de él, y mientras respiro siento su respiración sobre mis labios debido a la cercanía que mantenemos.


ESTO DE VIVIR DE SEIS...
Beatrice E. Gschmeusser


♥️:


avatar
Beatrice E. Gschmeusser

Mensajes : 48
Dólares : 3562
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tienes algún plan para... >> Max P. Hemingway

Mensaje por Max P. Hemingway el Lun Ago 06, 2012 10:32 pm

Lo sé. Siempre lo has sido. menciono de inmediato cuando me recalca que no es una groupie. Aquello es casi imposible que suceda porque primero, Trice no es de aquellas histéricas que se obsesiona con amores platónicos que jamás les serán posibles de alcanzar ni en un millón de años y segundo, porque al menos yo, no tengo de esa clase de fans; muy por el contrario de Jared –y a veces también a Deian- a quien se le lanzan hasta las moscas. Desde que eras una diminuta ricitos de oro. — sonrió recordando aquellos tiempos.

Es imposible olvidar a esa niña con largas trenzas doradas y unos ojos celestes gigantescos que llamaban la atención de cualquiera, sobre todo de mi madre que solía maravillarse con la presencia de ella en casa. Porque Beatrice era todo lo contrario a Georgina. Si bien mi hermana sabía comportarse como una señorita, estaba lejos de ser la princesa de cuentos que la rubia era por donde le mirasen. No era adorable y al pasar más tiempo conmigo que con sus amigas parecía ser, a veces, que éramos gemelos en vez de mellizos.

Tú y unas cuantas. le aseguro, acompañando mis palabras con un par de movimientos verticales de mi cabeza, asintiendo, intentando contener aún la sonrisa que amenaza cada vez más con curvar mis labios. Ya sabes que soy el sexy de la banda. Todas vienen a maravillarse con mi performance. era una pavada del tamaño del Titanic.

Venían por la música o en segunda instancia por Jared, mi hermano arrasaba y causaba furor en todas las mujeres del pueblo. Pensar que iban a verme a mi que estaba tras una batería lejos de la vista de casi todos sería tener el ego más grande de lo que ya lo tenía y además, estar ciego. No me importaba realmente, todo lo contrario, agradecía que mi hermano mayor fuese el anzuelo perfecto porque a mi no se me daba nada bien socializar sin llegar a ofender a alguien con mis comentarios o mi sentido del humor bastante peculiar. Terminaría espantando a todo el mundo si me dejaban a cargo de las relaciones sociales de la banda y caeríamos, junto a nuestra carrera, en picada a un pozo profundo y sin agua. Y vaya golpe sería ese.

Sacudo mi cabeza de un lado a otro para concentrarme en la rubia que a mi lado finge sentirse molesta tras haber descubierto sus intenciones. Eso es porque te conozco casi como la palma de mi mano. sus berrinches falsos son tan adorables que no puedo evitar posar mi mano en su cintura cuando se ha levantado y posado a uno de mis costados.

Y es cierto, le conozco tanto y desde hace muchísimos años que no hay complejidad alguna en tratar de descifrar cómo piensa y cómo se siente frente a determinadas situaciones. Es por eso que también se que todo esto no es más que una actuación suya, puedo ver claramente que se encuentra en una lucha interna por parecer molesta mientras que sus labios hacen el esfuerzo máximo por no curvarse en una adorable sonrisa.

No eres a la única que le pasa. Lo sabes ¿No? le apego más a mi, sonriente y sin ninguna pizca de vergüenza ante mi confesión. Porque era la verdad, aunque sonara la cursilería más grande del planeta era total y simplemente cierto.

Antes de llevarme otro queso a los labios vuelvo a hablar. Cabezas si no te atienden como corresponde… saboreo el queso durante unos cuantos segundos antes de tragarlo por completo y aclarar mi garganta. … otras cosas si se les ocurre pasarse de listos. Esa era una de las cosas que por nada del mundo iba a tolerar. Ya demasiado me había costado llegar donde estábamos ahora como para no ponerme demasiado sobreprotector y por sobre todas las cosas, posesivo con ella. No podía evitarlo, aunque lo intentara.

Ya sabes que a mi no me puedes esconder nada. ruedo los ojos divertido, ahora rodeando su cintura con mi brazo luego de que ella me abrazara por el cuello. ¿Una cita?. No esperaba a que mis palabras fuesen ciertas, es por eso que río aún más.

Una vez la risa ha acabado sonrío, ampliamente. A ver, déjame checar mi agenda para ver si tengo tiempo… me hago el interesante a sabiendas que la Universidad ya está por acabar por ende solo tengo un par de cosas que entregar –y que ya tengo listas- y que el ensayo de la banda ya ha acabado, al menos por hoy.

Posando ambas manos en su cintura dejo que roce sus labios contra los míos. ¿Y si quiero que me sorprendas?. me distrae inmensamente su cercanía, sobre todo cuando sus labios se apegan más a los propios así que no me resisto más y simplemente me dejo llevar, inclinándome, cerrando mis ojos, ladeando mi cabeza y besándole profundamente durante un par de minutos, sin importarme nada ni nadie.

¿Entonces? ¿Dónde piensas llevarme?. no me separo de su boca, todo lo contrario, continuo rozando sus labios lentamente mientras hablo.



So I'm sorry if I ever resisted, I never had a doubt that you ever existed I only have a problem when people insist on taking their hate; placing it onto my name. Some say: "You're troubled boy" just because I like to destroy all the things that bring the idiots joy.Well---------------------------------------------------------------------
What's wrong with a little destruction?



Club New Falls

avatar
Max P. Hemingway

Mensajes : 49
Dólares : 4091
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Edad : 25

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tienes algún plan para... >> Max P. Hemingway

Mensaje por Beatrice E. Gschmeusser el Sáb Ago 11, 2012 4:20 pm

Tener una sonrisa en mi rostro siempre ha sido algo que se me da fácilmente, mi padre me enseño a ver la vida de tal manera que siempre pueda ver el lado positivo y bonito de las cosas que suceden a diario, notando lo bueno ante cada una de las situaciones que se me presentan. Pero debía aceptar que, cuando se trataba de sonreír, era mucho más fácil para mí cuando Max se encontraba junto a mí, como ahora, que de seguro mi sonrisa puede hacer pensar a cualquiera que soy de lo más feliz, y no se equivocaría, a pesar de todo, esa capacidad innata sigue latente en mí.

No hago comentario alguno ante el apodo que me diera de enana, nunca me ha molestado me llame como se le antoje, él lo puede hacer. Resoplo ante sus palabras, sé que ha de tener alguna que otra fans por el pueblo, más que mal son uno de los pocos grupos musicales que contamos. No me lo recuerdes Menciono, aun junto a él, mis manos continúan una alrededor de su cuello y la otra abrazando su cintura. Mira que no me quiero poner en plan celoso Cosa que no sucede muy a menudo, porque entiendo lo que conlleva todo esto de la banda.

Más, no puedo negar que nunca los he sentido. Fue el castaño quien me hizo experimentar los celos cada vez que le veía con alguien, antes de que claro, estuviéramos juntos él y yo. Suspiro, quitando cualquier mal recuerdo de mi cabeza y vuelvo a sonreír. Ahora Max está conmigo, y no hace nada, ni dejare que nadie lo aleje de mí, a menos que claro, él quiera irse.

Además… deben estar ciegas si no se fijaran Aumento mi sonrisa, mientras he posado mi nariz sobre la de él, suspirando nuevamente ante la cercanía que mantenemos. Al menos eso deja al batero solo para mi Sonrío traviesa y complicidad, alzando mi otra mano y posando ambas sobre sus hombros. Sí, todo para mí.

Todo este rato a su lado, me ha dado la facilidad para colarme entre sus piernas, y cuando puedo, luego de enrollar mis brazos a su cuello, me siento en una de sus piernas, aun con mi rostro pegado al masculino. Me conoces mejor que cualquier otra persona, además Eso era cierto, después de mi padre, Max era la persona más cercana a mí, agradecía inmensamente el hecho de que estuviera a mi lado.

Cruzo mis piernas y suelto una de mis manos para tomar otra aceituna. Lo se… y me gusta que pase Si, me gusta extrañarlo, porque sé que cuando acabe el día podre verlo y hacer que cualquier nostalgia que sentía por su no presencia, se desvaneciera tan rápido como lo viera.

Una carcajada sale de mis labios ante sus nuevas palabras. Pobres tipos Rio ante la idea de que el haga lo propio, incluso después de que yo haya puesto en su lugar a cualquiera que intente pasarse de listo conmigo. Porque primero, mi padre me enseño defensa personal y segundo, no permito que eso suceda, no cuando respeto profundamente al castaño que ahora mismo tengo conmigo. Además, de amar, claro está. Creo que por el bien de todos, deben mantenerse bien lejos de mi Le sonrío ampliamente a mi novio, diciéndole con aquella sonrisa que no debe de preocuparse, no importa que haga cualquiera, siempre será el la persona con la que quiero estar.

Asiento. Si, sí. Una cita Le miro sorprendida ante el hecho de la comprobación de su agenda. Alzo de inmediato una de mis manos para darle un golpe en uno de sus brazos. ¡Hey! Le miro con el ceño fruncido. No sabía que debías comprobar tu agenda para salir conmigo Ruedo mis ojos, en mí no existe molestia por aquello, después de todo, sé que también está bromeando.

Si quieres eso, tendrás que darme las llaves de tu auto, ir por tus cosas y dejarme conducir hasta donde se me ocurra en lo que pienso como sorprenderte Mi sonrisa nuevamente se acrecienta, dejando ver hoyuelos en mis mejillas, mientras intento de la manera más rápida idear algún lugar donde llevarlo.

Nuestros labios se rozan nuevamente, y yo vuelvo a suspirar. ¿Qué ha sido capaz de hacer Max conmigo que cualquier movimiento de el genera en mi aquello? No respondo de inmediato mi interrogante, pues el pensamiento que se ha alojado en mi mente es que no quiero que esto acabe. Presiono mis labios contra los suyos, cargo mi peso en el, que se no dejara de ninguna manera que me caiga y lo beso, suave y lento en principio, y luego un tanto más apasionado.

No se cuánto tiempo ha pasado, lo mismo puede ser una hora que un minuto cuando se trata de Max, con el todo corre en distintas velocidades y tiempo. Pero me separo cuando debo tomar algo más de aire, la necesidad. ¿Tus llaves? Le miro fijamente, mientras la sonrisa de mi rostro no se va con nada.


ESTO DE VIVIR DE SEIS...
Beatrice E. Gschmeusser


♥️:


avatar
Beatrice E. Gschmeusser

Mensajes : 48
Dólares : 3562
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tienes algún plan para... >> Max P. Hemingway

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.